Nacional

Pandillero predicaba la palabra de Dios para evitar su captura en San Juan Opico, La Libertad

La guerra contra las pandillas continúa dando resultados positivos en El Salvador, ya que las fuerzas de seguridad sacan de las calles a peligrosos delincuentes que por años extorsionaron, amedrentaron y asesinaron a salvadoreños honrados.

En ese sentido, la Policía Nacional Civil (PNC) confirmó la captura de “Dreamer”, Vladimir Salazar Merino, quien se ocultaba y predicaba en una iglesia evangélica en el municipio de San Juan Opico, de La Libertad.

Sobre “Dreamer”, la PNC manifiesta que en ese templo evangélico se hacía pasar como pastor para despistar a las fuerzas del orden para que no lo capturaran y lo pusieran a la orden de la Fiscalía General de la República (FGR). Será acusado por agrupaciones ilícitas.

Con el falso pastor también fueron detenidos Luis Ernesto Ramírez, de alias “Gallero”; Francisco Antonio Castillo, apodado “Calambre”, de quien se dijo que se encargaba de ocultar a los pandilleros. Ambos tienen antecedentes por homicidio.

Otros detenidos son José Alexis Morales, alias “Chepe”, de quien se dijo movilizaba drogas y recogía extorsión, y Gregorio Alfredo Orellana, quien comercializaba armas y munición para las pandillas. Serán procesados por agrupaciones ilícitas y les esperan décadas en la cárcel.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba